Obra protegida por derechos de autor

Obra protegida por derechos de autor.
ISBN OC : 978-84-9981-705-7
Depósito legal: M-20243-2011

¿Es el Jesús del cristianismo el Krishna del hinduísmo?




Aparte de la similitud con el nombre: Cristo/Krishna, pocos detalles más podemos encontrar, aunque por supuesto en distintos medios se han ido lanzando a buscar similitudes para acusar al cristianismo de plagiar al dios hindú, aduciendo que de entre las fuentes de las que bebieron los cristianos para crear a su personaje central, Jesúcristo, fue aquella deidad, adorada por millones de hindúes desde hace más de 4000 años, según la tradición. 

Decir en primer lugar que, Krishna, no significa lo mismo que Cristo. Ese término o título que se le asignó a Jesús, proviene del hebreo Mesías, que básicamente significa enviado o ungido. En el caso de Krishna, sin embargo, está más relacionado con un color, la mayoría de los expertos opinan que el nombre en sanscrito antiguo significa “negro” o de “piel oscura”, otras fuentes puntualizan que más exactamente significa azul o azul oscuro. 
Es curioso que en las imágenes más antiguas que se tienen de este dios, se le pinta azul oscuro, mientras que en las más modernas marrón oscuro o prácticamente negro. Otros posibles significados pueden indicar un propósito, por ejemplo Krishna-iauyur-veda que indica la idea “Negro sobre sacrificios”. 
De acuerdo con otra tradición era el 57 nombre de Visnu, pues algunas ramas del hinduismo lo incluyen en una traída de dioses, con Visnú a la cabeza. 




Por otro lado, hay quienes señalan el nacimiento milagroso de Krishna a través de una virgen y también encuentran similitud con lo sufrido por los padres de Jesús para salvarle de ser asesinado por un rey tirano, veamos la realidad de esto. En primer lugar, se dice que Krishna fue hijo de Devaki, pero esta, lejos de ser virgen, había tenido ya siete hijos con su esposo, Vasudeva, cuando se le apareció Visnú y le anunció que sería madre de una encarnación suya, por tanto, ya no se puede hablar de ninguna virgen. En cualquier caso, según otra versión de la misma leyenda Krishna no nació a partir de una conexión sexual con su esposo, Vasudeva, si no que fue transferido al útero de Devaki. Es la única similitud. Curiosamente esta misma tradición menciona que Krishna era de la dinastía lunar, como su tío Kamsa, este último por cierto, era un tirano y receloso por el mensaje que le dio un sabio llamado Narada Muni, donde le anunció que aquel niño le iba a dar muerte a él cuando creciera. Por ello encarceló a Dekavi y allí fue matando a algunos de sus hijos excepto a Krishna que fue transferido milagrosamente por Visnu a un lugar seguro. Si alguien le quiere encontrar paralelismo a esto con lo que sucedió con Jesús debe usar mucha imaginación. 


         También se asegura que nació un 25 de diciembre, pero esto no es verdad. Las tradiciones oficiales, como el texto sagrado Bhagava-purana, indica que nació en la medianoche, del octavo día después de la luna nueva del mes de Shrávana, que se corresponde con el 23 de julio hasta el 22 de agosto. En otras tradiciones se menciona el mes de Bhádrapada, entre el 23 de agosto al 22 de septiembre. Por tanto, muy lejos del 25 de diciembre, que las tradiciones católicas-romanas establecieron como el nacimiento de Cristo y tampoco coincidentes con la aproximada, que se sustrae de cierta interpretación de los evangelios, que lo sitúa alrededor del 1 de octubre.


         También dicen que recibió el bautismo en el Ganges, así como lo hizo Jesús en el Jordán. Pero eso es confundir los términos, lo que la tradición hindú manda a hacer con los lavados ceremoniales en el Ganges, con los que Krishna al parecer cumplió escrupulosamente, nada tiene que ver con un bautismo, son para purificar el espíritu ante el dios supremo, en este caso ante Visnu. El bautismo que Juan el Bautista ofrecía tenía que ver con arrepentimiento, salvo en el caso de Jesús, que fue de dedicación a una tarea especial. 


         Alegan también algunos comparadores de mitos, que Krishna murió colgado de un árbol. Quien defiende esa tesis, no leyó bien los textos sagrados hindúes que hablan de una cosa bien distinta. Allí se cuenta que Krishna murió con 125 años en Prabhas, cerca del rio Harán, tras haber sido atacado por un cazador mientras dormía apoyado en un árbol, y al ser confundido por un venado. Poco antes de morir, Krishna consoló al cazador apenado por el error y atribuyó su sufrimiento a karmas generados en su manifestación previa como avatar, después, inmediatamente subió al cielo. ¿Similitud con la muerte de Jesús en un madero de tormento? Ninguna.



       
En definitiva, nada más lejano a Jesucristo que el Krishna hindú, al que algunos veneran como dios principal y otros lo tienen como un dios menor, pero nada lo relaciona con un redentor de la humanidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario